¿Qué es la unión hipostática de Jesucristo? Dios y humano

La unión hipostática es usada para describir el milagro de Jesús de ser Dios y a la vez humano. Jesucristo asumió ser Dios hijo, plenamente humano, y al mismo tiempo ser Dios, el Padre Celestial. El Apóstol Juan nos explica y reafirma la verdad de que Jesús siempre ha sido Dios y siempre ha estado con Dios. A pesar de eso, cuando estuvo en la tierra, se convirtió plenamente en humano. Entonces podemos definir como unión hipostática a como Jesús; aún siendo completamente Dios, es también completamente humano.

Tenemos que Jesús tiene dos naturalezas inseparables, la humana y la divina. Por todos los siglos va a ser así, completamente humano y completamente Dios. Distintas pero en un solo ser. Además ningún aspecto opaca al otro. ambos componen una personalidad  y así fusionan perfectamente. En algunos casos, Jesús actuó dentro de los límites de su naturaleza humana; Juan 4: 6, 19:28, y en otros expresó el poder de su naturaleza divina; Juan 11:43; Mateo 14: 18-21.

¿Qué es Kénosis de Cristo? De lo que se despojó

La mente humana finita intenta comprender la unión hipostática de la infinita naturaleza de Jesucristo. Pero igualmente no podemos entender completamente cómo Él puede ser completamente divino y completamente humano a la vez. Eso está muy lejos de nuestra comprensión.

Entendemos que Jesús es y siempre ha sido el Hijo de Dios, pues lo concebió  María por el Espíritu Santo; Lucas 1:35. A pesar de eso, ciertamente Jesús existe antes de esa concepción, como podemos ver en Juan 8:58 y 10:30. En la encarnación, Jesús se hizo humano, pero sin apartarse de ser Dios; Juan 1: 1-14.

Es muy importante la unión hipostática, por diferentes razones. La Biblia nos señala que Jesús se hizo humano para que también sintiera las luchas y los dolores humanos Hebreos 2:17, y para que se convirtiera en un sumo sacerdote espiritual para nosotros; Hebreos 4: 14-15, 9: 11-12.  Además para que fuera un mediador entre Dios y el hombre, asegurando nuestra redención.

Jesús murió en la cruz para expiar los pecados de todos nosotros; Juan 3:16 y Filipenses 2: 5-11 por lo que necesitaba un cuerpo humano para poder morir. La unión hipostática enseña que Jesús es humano y divino a la perfección. Ninguna de las dos es disminuida por la otra, es una persona completa y eterna.

Dios es omnipotente, omnisciente y omnipresente, eso es lo verdaderamente importante que entendamos. La unión hipostática lo reafirma, no importa que no entendamos el acople Dios-humano de Jesús. 

Escríbenos…y déjanos tu opinión sobre este artículo…¿te interesó? síguenos por fuegoviral.com y descubre más de Cristo.!!