¿Qué es ser Manso y Humilde de corazón? La Palabra de Dios lo explica

La Biblia nos enseña con claridad como quiere el Señor que seamos; manso y humilde. Dios nos explica que aprendamos de Él que es manso de Corazón para así encontrar descanso para nuestra alma. La mansedumbre y la humildad son de vital importancia para nuestra vida, son dos virtudes que van acompañadas una de la otra. Y como bien lo explicó nuestro Padre Celestial, nos regalan mucha paz interior.
Ser manso nos obliga a crear un ambiente impregnado de paz donde quier que estemos. Todo buen Cristiano y seguidor de Cristo debe destellar paz, sin andar originando conflictos, peleas osea no forma un ambiente malo. Y nuestra humildad reclama declarar nuestra verdad, es decir reconocer que nuestras virtudes y nuestros defectos. Cuando reconocemos nuestras virtudes, las ofrecemos para ayudar a los demás, y cuando reconocemos nuestros defectos, los usamos para luchar contra ellos y sacarlos de nuestra vida. Y la humildad nos lleva a reconocer quiénes somos de verdad.
Moisés era un hombre manso; dice la Biblia que más que todos los hombres habitantes de la tierra. Pero la mansedumbre no debe confundirse con ser tímido. El espíritu tímido es totalmente lo contrario a un espíritu manso. La  tranquilidad que va a un lado de la mansedumbre es a causa de la fe en Cristo que tengamos. Pero la tranquilidad de la timidez es a causa de la falta de confianza en uno. Moisés cuando bajó del monte y llegó al campamento, y vio el becerro y las danzas, se enfureció y arrojó las tablas y las hizo pedazos. Jesús también nos enseñó que seamos manso como Él, y cuando vio la injusticia ardió con tanto celo que volcó las mesas de los cambistas y los echó del templo con un azote.
No busques la mansedumbre en esas situaciones. Pues con toda seguridad se encuentra en la vida de cada una de las personas espirituales; solo que en esas ocasiones, otras cualidades divinas son más elevados por la sencilla razón de que son más apropiados.
La Palabra de Dios nos aclara sobre que es ser manso. Como ya estamos acostumbrados en Fuego Viral, te vamos a brindar unos versículos que hablan de ser manso;
«Si mi pueblo, sobre el cual se invoca mi nombre, se humilla y ora, y busca mi rostro, y se aparta de sus malos caminos, yo lo escucharé desde los cielos, perdonaré sus pecados y sanaré su tierra».  2 Corintios 7:14
«Porque así ha dicho el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es santo: “Yo habito en las alturas, en santidad, pero también doy vida a los de espíritu humilde y quebrantado, y a los quebrantados de corazón”.  Isaías 57:15
«Yo hice todo esto con mis propias manos, y fue así como llegaron a existir. Yo pongo la mirada en los pobres y humildes de espíritu, y en los que tiemblan al escuchar mi palabra».  Isaías 66:2
«Ustedes, los humildes de la tierra, los que practican la justicia del Señor, ¡búsquenlo! ¡Busquen al Señor y su justicia! ¡Practiquen la mansedumbre! Tal vez el Señor los proteja en el día de su enojo».  Sofonías 2:3

«Bienaventurados los pobres en espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos».  Mateo 5:3

«Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra».  Mateo 5:5

«Lleven mi yugo sobre ustedes, y aprendan de mí, que soy manso y humilde de corazón, y hallarán descanso para su alma»Mateo 11:29

«Con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor»Efesios 4:2