¿Qué es un Ángel? Seres creados y enviados por Dios

En la Biblia un ángel es un enviado de Dios que en alguna oportunidad, por ejemplo el “Ángel de Dios”, se puede deducir que son una anticipación del Verbo de Dios. Los ángeles participan en el Nuevo Testamento de la Biblia haciendo referencia como la Anunciación o el consuelo de Jesús por el paso Su Pasión, entre otros. En todo caso, se considera que los ángeles son seres creados por Dios. Ahora, así como su naturaleza precisa, su destino y función han sido objeto de numerosos debates.

«El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando; con voz de arcángel y con trompeta de Dios; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con Dios para siempre». 1 Tesalonicenses 4:16-17.

Entonces tenemos lo más destacado que es su etimología, lo que se hace referencia de mensajero: el concepto viene del Latín es angelus. También está la lengua hebrea מֵלְאָךְ (mal’akh) es la término patrón para mensajero y es una de las que se usa para indicar a un ángel.

«Pero el ángel les dijo: «No tengan miedo. Miren que les traigo buenas noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo». Lucas 2:10. 

Los teólogos admiten su naturaleza espiritual. Sin embargo su pura espiritualidad es motivo de desacuerdo, pues unos les asignan un “sutilísimo” cuerpo etéreo o luminoso. Y por otro lado está su destino; que si parece encontrarse coincidencia aprobando la narrativa de la Biblia sobre la rebelión de algunos ángeles contra Dios, y sin embargo disienten sobre su salvación; algunos pensadores dicen que se salvarán en el fin como cualquier otro espíritu creado por Dios, y por otro lado; la gran mayoría, afirman que serán condenados eternamente los ángeles rebeldes y los ángeles buenos serán beatificados.

«Porque si Dios no perdonó a los ángeles cuando pecaron, sino que los arrojó al infierno y los entregó a fosos de tinieblas, reservados para juicio…». 2 Pedro 2:4.

«Y a los ángeles que no conservaron su señorío original, sino que abandonaron su morada legítima, los ha guardado en prisiones eternas, bajo tinieblas para el juicio del gran día». Juan 1:6.

Ahora bien, los ángeles son inmortales e inmutables. Así mismo son inteligencias puras que ayudan a Dios en su gobierno divino. Dios creó al ángel de espíritu puro, cuya jerarquía está entre entre Dios y los hombres. Es por eso que entendemos que son superiores al hombre e inferiores a Dios, esto porque son capaces de alcanzar por su propia voluntad a los designios del “corazón del hombre” o las eventualidades del futuro.

Versículos gloriosos de la Biblia que Jesús dejó para transformarnos

En ese sentido tenemos a los ángeles denominados  “demonio” , que proviene del latín tardío daemonĭum. Y lo podemos definir como un ente que voluntariamente  desobedeció la Ley divina, sería la adopción angélica general sin ningún tipo de materia. Lo que significa que Dios no los creó malvados, solo se trasformaron en demonio por sus actos de rebeldía.

«…Respondió el ángel y le dijo: Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios, quien me envió para hablarte y anunciarte estas buenas nuevas». Lucas 1:19.