¿Qué tan grande es el poder de la gracia de Dios? Descúbrela

La gracia la recibimos cuando se nos otorga un favor de manera gratuita y sin merecerlo. Y cuando el tema es de la gracia de Dios nos referimos a todas las bendiciones que él nos otorga porque así lo anhela, especialmente la salvación y el perdón de nuestros pecados. A través de la gracia se ha podido manifestar el inmenso amor de Dios hacía cada uno de nosotros. Él estuvo dispuesto a enviar a su Hijo Jesús a morir en la cruz para que todos tengamos la oportunidad de recibir salvación y vida eterna. Ninguno de nosotros lo merecía, pero Dios en su infinito amor, decidió concedernos ese gran regalo.

«Pero Dios demuestra su amor por nosotros en esto: en que cuando todavía éramos pecadores, Cristo murió por nosotros». Romanos 5:8

Es por la gracia de Dios que somos salvos. No importa lo que hagamos, es solo por ella que podemos ganar la salvación de nuestras almas. Dios es el único que tiene el poder para perdonarnos, es el único que puede apartar el pecado de nuestra vida. Esto lo hizo enviando al Cordero perfecto, Jesús, a morir en la cruz para saldar nuestros pecados. Cuando lo aceptas de corazón como el Rey y Señor recibimos el regalo de la vida eterna.

La Biblia nos dice que cuando descubrimos Su gracia, nuestro Padre Celestial es un Dios cercano y podemos acudir a Él en todo momento. El anhelo de Dios es que nos acerquemos a Él con completa confianza, como un niño se acerca a su padre amoroso. No temamos en hacerlo, pues aún cuando Dios conoce cada una de nuestras fallas y nuestros pecados, Él nos recibe con misericordia y gracia. Si lo buscas con humildad Dios nos perdona, nos restaura y nos da fuerzas para seguir adelante.

«Así que acerquémonos confiadamente al trono de la gracia para recibir misericordia y hallar la gracia que nos ayude en el momento que más la necesitemos». Hebreos 4:16

La gracia de Dios es tan grande que además de hacernos ganar la salvación y el perdón de nuestros pecados, también nos transforma y nos ayuda a obedecer a Dios cada día de nuestra vida. Nos enseña a vivir la vida de piedad que él desea y nos da la valentía para rechazar las cosas que nos alejan de Él y de su voluntad para nuestras vidas.

¿Cómo se si estoy bajo la Gracia de Dios? Sus Bendiciones

Por otro lado tenemos que el pecado llegó al mundo por medio de Adán y su transgresión y con este vino la muerte física. Pero el inmenso amor de Dios siempre nos protege. Y tomó la iniciativa; envió a Jesús Su único hijo y a través de él nos regaló gracia en abundancia que está al alcance de todos. Dios anhela que nos apartemos del pecado y volquemos nuestro rumbo hacía Él. Es por medio de Jesús que recibimos la vida eterna, el perdón de nuestros pecados y es a través de Él que somos reconciliados con Dios.

«Pero la transgresión de Adán no puede compararse con la gracia de Dios. Pues, si por la transgresión de un solo hombre murieron todos, ¡cuánto más el don que vino por la gracia de un solo hombre, Jesucristo, abundó para todos!». Romanos 5:15