¿Quien es el Cordero de Dios? El sacrificio por nuestros pecados

Al Señor Jesucristo Isaías lo profetizó como el Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz, pero esos son sólo algunos de los maravillosos nombres dados al Señor Jesús. Cada uno habla de la personalidad de Jesús, de los cuales aprenderíamos mucho. Pero hoy vamos a hablar del nombre que le puso el Padre; «El Cordero de Dios» y de la importancia de aprender por que ese nombre.

«Al día siguiente Juan vio a Jesús que se acercaba a él, y dijo: «¡Aquí tienen al Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo!» Juan 1:29

El Cordero de Dios

Antes de que Jesús estuviera por la tierra, en la época del Antiguo Testamento, Dios ordena a quienes hayan pecado ofrecer un cordero al altar del tabernáculo como sacrificio por sus pecados. El pecador al entregar el cordero lo tocaba y le decía algo como; «He pecado y merezco morir, pero Dios me permitió que este cordero ocupe mi lugar.» Después el sacerdote procedía a sacrificar al cordero. Dios permitía que un inocente cordero muriera por la persona pecadora, lo sustituía.

Los pecados desde el inicio de la humanidad con Adán y Eva, Dios enseñaba al hombre que el pecado debía pagarse con la muerte, no se perdonaban con orar o botar lágrimas. La Biblia nos enseña que;

«…y sin derramamiento de sangre no se hace remisión [No hay perdón de los pecados]». Hebreos 9:22

Durante cientos de años todo el que quisiera tener contento a Dios, le ofrecían corderos, pues así Dios les enseñó. La intención de Dios en ese tiempo es que el hombre aprendiera la lección de cuando llegue Su hijo Jesús, que al igual que el cordero va a ser manso y puro, y que van a sacrificarlo por la misma razón; perdonar los pecados de la humanidad.

Estos hombres no fueron salvos ni perdonado sus pecados por la sangre de esos animales que ofrecieron. La sangre de un animal jamás quitará un pecado. Lo que nos enseña la Palabra de Dios es que hay un sólo método para librarnos del pecado; la sangre de Jesucristo.

¿Cuanto tuvo que sufrir Jesús para salvar a la humanidad?

Para esa época cómo Jesús aún no estaba en la tierra, los hombres eran salvos por la fe en la sangre de Jesús, así como lo somos nosotros, con la diferencia de que ellos fueron salvos por su fe esperanzados en la futura muerte de Jesús en la cruz, y nosotros pasamos a ser salvos al tener fe en cristo en un pasado ya muerto en la cruz, para luego resucitar.   

Mis pecados, tus pecados, y los pecados de toda la humanidad, Dios permitió que Su hijo Jesucristo los cargara a pesar de ser un cordero manso y puro. 

«…el SEÑOR cargó en Él el pecado de todos nosotros». Isaías 53:6

«Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma». Mateo 11:29

«Como bien saben, ustedes fueron rescatados de la vida absurda que heredaron de sus antepasados. El precio de su rescate no se pagó con cosas perecederas, como el oro o la plata, sino con la preciosa sangre de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin defecto. Cristo, a quien Dios escogió antes de la creación del mundo, se ha manifestado en estos últimos tiempos en beneficio de ustedes. Por medio de Él ustedes creen en Dios, que lo resucitó y glorificó, de modo que su fe y su esperanza están puestas en Dios». 1 Pedro 1:18-21