Si Dios creó el Sol en el 4to Día ¿Cómo hubo luz en los 3 días anteriores?

La Biblia nos afirma que Dios creó la luz en el primer día; en el cuarto día Dios creó los generadores; el Sol, la Luna y las estrellas, y los equipó con esa capacidad.  Dios es Todopoderoso y no necesita de nada para crear nada, lo crea y listo. Mantengamos la fe que eso es así. La Biblia nos enseña que todo el Señor es luz.

«Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación». Santiago 1:17

«Este es el mensaje que hemos oído de Él, y os anunciamos: Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en Él». 1 Juan 1:5

Aquí la Biblia nos enseña que Dios es el “Padre de las luces”, entonces, creó la luz con facilidad sin depender del Sol, la Luna y las estrellas. Así como nuestro Dios Todopoderoso pudo producir un árbol que llevara fruto sin una semilla, también pudo crear la luz de manera sobrenatural el primer día de la creación sin los portadores “normales” de luz, creados el cuarto día.

¿Qué son el Nuevo Cielo y la Nueva Tierra? La Promesa de Dios

Sencillamente el sol, la luna y las estrellas no eran las fuentes de esta primera luz creada por Dios. La Biblia nos muestra que Dios establecerá una nueva tierra y un nuevo cielo eternamente en la gloria celestial sin sol, luna o estrellas. No se trata de contradicción, sino más bien hacer entender que sólo Dios es el creador y fuente de toda luz, no el sol, ni la luna ni las estrellas. Es algo fundamental e importante que como buenos Cristianos debemos comprender. Siempre hemos visto desde nuestra perspectiva humana que el sol es la fuente principal de luz, sin embargo eso fue posible sólo gracias a Dios en el 4 día, ya en los 3 anteriores ya la había creado.

«La ciudad no tiene necesidad de sol ni de luna que brillen en ella; porque la gloria de Dios la ilumina, y el Cordero es su lumbrera». Apocalipsis 21:23

Sólo para el que no esté en Cristo esto sería un problema de entender, pero si tienes fe en Cristo nuestro Señor, te dará la certeza que Dios es infinito y omnipotente y no necesita el sol, la luna y las estrellas para brillar. ¡Dios es todo luz!. Dios mismo era la luz para los tres primeros días de la Creación.

«No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos». Apocalipsis 22:5

En la Biblia Jesús mismo nos enseñó diciendo que;

«Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida». Juan 8:12

La fe en Cristo es mucho más importante que la luz del día y de la noche, es Él quien nos da vida eterna. Y los que no creen en Cristo serán condenados a las tinieblas del lago de fuego, es allí donde lloraran, donde habrán los ayes y el crujir. Esa es la eternidad que ofrece Dios a quienes no crean en Él como Su único Salvador. Así lo afirma Su Palabra en la Biblia;

«Más los hijos del reino serán echados a las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes». Mateo 8:12