Si Dios lo sabe todo ¿Cómo tengo LIBRE ALBEDRÍO?

A muchas personas les ha atormentado el hecho de conciliar la Omnisciencia de Dios con el libre albedrío que le dio al humano. La Omnisciencia es un ser en cuanto tiene en sí la plenitud y totalidad del conocimiento. En consecuencia, absolutamente nada de lo existente y sus formas puede pasar desapercibido del conocimiento divino. Dios lo sabe todo. Para algunos es difícil entender de “¿Cómo podemos tener libre albedrío si Dios ya sabe lo que vamos a hacer?” o “¿Cómo puede Dios saberlo todo si es que tenemos libre albedrío?”. Es decir; ¿Cómo sabrá lo que vamos a hacer?

¿Qué es el Libre Albedrío? Dos caminos; las Bendiciones o las Maldiciones

«A los cielos y a la tierra llamo por testigos hoy contra vosotros, que os he puesto delante la vida y la muerte, la bendición y la maldición; escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia». Deuteronomio 30:19

Que Dios conozca a la perfección un acto libre del humano, no le quita que sea libre albedrío. No hay contradicción en eso. Supongamos que vemos a alguien golpeando libremente a otra persona en la calle, que lo estemos viendo para nada le quita que sea un libre albedrío. Estamos conscientes de que es un acto libre, y punto. El hecho de que estamos viendo y conociendo el acto de esa persona no implica que nuestro conocimiento lo haya determinado a hacer eso sino que la determinación de su acto viene de su voluntad.

Quizás muchos alegarán que Dios conoce todo antes que ocurra, ahí está el detalle; en la frase «desde antes». Pues ocurre que ese pensamiento dice como si el conocimiento de Dios es algo que se desarrolla en el tiempo bajo un esquema de pasado-presente-futuro respecto de distintas cosas. En realidad no es así, pues Dios y Su conocimiento, identificados con su ser; no está ni existe en el tiempo, más bien de modo trascendente al tiempo. Contrario a lo que sucede con nuestros sistema de conocimiento, Dios ve las cosas de manera simultánea y no sucesiva. Así que Dios no conoce en un “antes” en el sentido temporal sino que desde Su conocimiento eterno abarca en un solo acto todos los sucesos temporales.

«Yo, el SEÑOR, escudriño el corazón, pruebo los pensamientos, para dar a cada uno según sus caminos, según el fruto de sus obras». Jeremías 17:10

Para completar esta idea, veamos este ejemplo; Imagínate que, por algún motivo, X; se te concede el don de la Omnisciencia y, por tanto, tienes simultáneamente el conocimiento de todo lo pasado, presente y futuro. Eso abarca, por mencionar algo; que para el año 2100 una muchacha X , elegirá libremente casarse con un joven. Bien, ocurre que estás conociendo tal acto como acto libre. La muchacha podría escoger casarse con cualquier otro joven, pero realmente, dado que, de entre todas las opciones potenciales, ella escogió de manera libre casarse con el joven.

Citas de la Biblia para Bendecirte cuando obedeces a Dios

De esta manera hipotética, la omnisciencia simplemente implica que, al conocer todo lo real, conoces que la muchacha realizará esa elección libre por el simple hecho de que tal elección libre es un evento de la realidad. Tan sencillo como esta analogía. Pues, Dios conoce absolutamente todos los actos, pensamientos y deseos que libremente emergen en el hombre, como también si tal o cual será “rico” o “pobre” sin que ello elimine la libertad. Conocer no es lo mismo que determinar. Luego, no hay propiamente contradicción entre Omnisciencia y libre albedrío.

«Pues los caminos del hombre están delante de los ojos del SEÑOR, y El observa todos sus senderos». Proverbios 5:21

«Venid ahora, y razonemos –dice el SEÑOR– aunque vuestros pecados sean como la grana, como la nieve serán emblanquecidos; aunque sean rojos como el carmesí, como {blanca} lana quedarán. Si queréis y obedecéis, comeréis lo mejor de la tierra; pero si rehusáis y os rebeláis, por la espada seréis devorados. Ciertamente, la boca del SEÑOR ha hablado». Isaías 1:18-20