Si estás lleno de pensamientos del mundo, no podrás llenarte de pensamientos de Dios

El mundo está lleno de cosas que muchas veces nos apartan de Dios, pues el mundo cómo su nombre lo dice, solo ofrece lo mundano; es por esta razón que es tan importante estar conectados con Dios en nuestro día a día para que sean sus pensamientos los que invadan nuestra mente, y para así mantenernos fuertes ante el enemigo.

 Nuestra mente es literalmente un campo de batalla lleno de ideas, de pensamientos y todo parte desde lo que leemos, vemos, escuchamos y del ambiente en el que nos relacionamos; por eso debemos tener cuidado con nuestro entorno, y si bien nada ni nadie es perfecto,  debemos tratar de ser la mejor versión de nosotros mismos y abrirle la puerta de nuestra mente y corazón a Jesús a diario.

Si sientes que algo no te cuadra, que está alejado de Dios y de lo que él quiere para ti, pídele fuerzas para apartarte de eso; cada mañana haz una oración pidiendo a Dios sabiduría y conciencia para hacer las cosas correctas, para que te aleje de lo malo y que su espíritu siempre te guie.