¿Somos la novia de Cristo? Versículos que lo confirman

La Biblia no menciona específicamente la frase «Novia de Cristo» , sin embargo si hace muchas referencias a ella, por ejemplo en Apocalipsis 21:9; dice que a Juan se le llamo para que viera la novia de Cristo, la Santa ciudad de Jerusalén, adornada como toda una novia. Pero entonces nos gustaría saber si somos el cuerpo de Cristo o la novia de Cristo o ambos.
«Se acercó uno de los siete ángeles que tenían las siete copas llenas con las últimas siete plagas. Me habló así: «Ven, que te voy a presentar a la novia, la esposa del Cordero». Apocalipsis 21:9
«Así como la iglesia se somete a Cristo, también las esposas deben someterse a sus esposos en todo». Efesios 5:24
Pablo escribió a los corintios lo siguiente; 
«Ahora bien, ustedes son el cuerpo de Cristo, y cada uno es miembro de ese cuerpo». 1 Corintios 12:27

En Apocalipsis, en todo el Capitulo 21, nos da una explicación de quien es la novia de Cristo. Y es en ese Capitulo que nos damos cuenta como describe la morada de la novia. También Pablo nos menciona la frase «dispuesta como una esposa» la cual nos indica que tal como sucede con una novia el día de su boda, no se escatimó en nada para hacer que la Nueva Jerusalén esté hermosa.

«Vi además la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que bajaba del cielo, procedente de Dios, preparada como una novia hermosamente vestida para su prometido». Apocalipsis 21:2

¿Quien es la Novia de Jesús? La que con mucho anhelo lo espera

Por su puesto la Biblia no se refiere a que Jesús se va a casar con una estructura, y sin embargo en muchos pasajes del Sagrado libro, está sobreentendido que Jesús va a casarse con la Iglesia, no obstante la frase actual «Novia de Cristo» no aparece en las Sagradas Escrituras. Así lo dijo Pablo;

«Porque los celo con celo de Dios; pues los he desposado con un solo esposo, para presentarlos como una virgen pura a Cristo». 2 corintios 11:2

También el Apóstol amado dijo;

«Maridos, amen a sus esposas, así como Cristo amo a la iglesia, y se entrego a si mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, a fin de presentársela a si mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha». Efesios 5:25-27

«Gocemonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparadoY a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos». Apocalipsis 19:7-8 

Estos versículos dejan clara la implicación de que Jesús se casara con la Iglesia. Y para aclarar más las cosa, casi al final de su descripción en Apocalipsis 21, el ángel cambia de la estructura, a quienes habitan en ella.

«No entrara en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero». Apocalipsis 21:27

Aquí Pablo se refiere únicamente a la iglesia redimida y perfeccionada.

Entonces podemos concluir con raciocinio que la Iglesia, los que de verdad creen en Cristo, somos tanto el cuerpo como la novia de Cristo. Además esperamos con gran anhelo su regreso para estar unidos. Mientras eso sucede estaremos firmes y fieles a Cristo.

«El que da testimonio de estas cosas, dice: «Sí, vengo pronto». Amén. ¡Ven, Señor Jesús».  Apocalipsis 22:20