¿Soy hijo de Dios? La Biblia nos dice como lograrlo

Nadie nos enseña a pecar, ya venimos con esa naturaleza que nos lleva a seguir los deseos erróneos, nos conduce al pecado, a mentir, odiar o robar. Ese comportamiento no son de un hijo de Dios, es más bien un hijo de la ira o desobediencia. Pero Dios y por Su inmensa misericordia nos da la oportunidad de nacer de nuevo, de sacar todo lo malo del espíritu. Su Palabra dada en la Biblia nos lo dice;

“Y Él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia, entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás”. Efesios 2:1-3

“Pero Dios, que es rico en misericordia, por Su gran amor con que nos amó, aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos)”. Efesios 2:4-5

Lograr ser un hijo de Dios se necesita fe en Jesucristo, creer en Su santo nombre, recibirlo como el Salvador. En todo esto se basa ser un hijo de Dios. Cuando se comporta de esa manera Dios nos da la potestad de ser Su hijo. La Biblia nos dice que para lograr todo eso hay que nacer de nuevo, pues cuando nacemos, cargamos el pecado heredado de Adán cuando desobedeció a Dios en e jardín del Eden.

“De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios”. Juan 3:3

Aquí la Biblia nos muestra lo que explica el Apóstol Juan de como debe ser el comportamiento de un verdadero hijo de Dios, dice que la principal manera es reconocer que Jesús es el eterno Hijo de Dios quien se hizo hombre. Nació de la virgen María, bajo el poder del Espíritu Santo. A Jesús la Biblia lo menciona como el segundo Adán, esto porque no heredó la naturaleza pecaminosa de Adán. Por lo tanto, la desobediencia de Adán hizo llover la maldición del pecado sobre el mundo, pero la vida perfecta de Jesucristo provoca un torrencial de Bendiciones. El arrepentimiento de corazón es la clave para comenzar a nacer de nuevo. Busca a Cristo con toda tú alma y pídele perdón por tus pecados.

¿Como entro al Reino de Dios? Naciendo de nuevo

El verdadero hijo de Dios debe tener la fe encendida en Jesucristo como el Salvador. Sacrificar a Su único hijo en la cruz era el plan perfecto de Dios para pagar el castigo que merecemos por nuestros pecados: la muerte. Todo el que recibe a Cristo recibe la gracia de ser libre de pecado y de la muerte. La muerte de Cristo libra del castigo y del poder del pecado a aquellos que lo reciben.

«Él fue entregado a la muerte por nuestros pecados, y resucitó para nuestra justificación». Romanos 4:25

Otro comportamiento que debe tener un verdadero hijo de Dios es seguir a Jesús como el Señor. Jesús luego de resucitar victoriosamente sobre el pecado y la muerte, Dios le otorgó toda autoridad. Por medio del Espíritu Santo Jesús guía a quienes lo reciben; y a la vez juzgará a todos los que lo rechazan. Dios nos concede por medio de Su gracia, nacer de nuevo en una vida nueva como hijos de Dios. Solo a los que reciben a Jesús, los que confían en Cristo como el Salvador, a los que le sirven como Su Señor y lo aman por sobre todas las cosas, como el tesoro más preciado, logran ser hijos verdaderos de Dios.

 

Sí cumples todo esto; eres un hijo de Dios, sino ahí está como lograrlo, ¿complicado? quizás.! pero Dios nos da sabiduría y Su compañero fiel a nosotros que es el Espíritu Santo. Con fe y amor podrás lograr todo y sin darte cuenta. Ora pidiéndole a Cristo sabiduría y entendimiento, verás como el Espíritu Santo de Dios obrará en ti.