¿Soy salvo sólo por fe o por obra? ¿O ambas? Una lleva a la otra

En la Biblia muchos autores hablan que somos salvos por la fe y obra, y otros dicen que somos salvos sólo por fe, pareciera que se contradicen, ¿No?. Pero la verdad es que no es así. El tema de la fe sola o de la fe más obras, la podemos ver y comparar en Romanos con Santiago;

«Concluimos, pues, que el hombre es justificado por fe sin las obras de la ley». Romanos 3:28

«Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo». Romanos 5:1

«Vosotros veis, pues, que el hombre es justificado por las obras, y no solamente por la fe». Santiago 2:24

Como pudimos apreciar Pablo habla de la salvación sólo por fe, y por otro lado pareciera que Santiago está diciendo que es por ambas. Aparentemente es un problema, pero si analizamos bien las Sagradas Escrituras, encontramos que Santiago estaba hablando que rechazaba la creencia de que alguien que tenga fe no fructifique alguna buena obra. El Apóstol Santiago destaca el punto de que la fe verdadera, genuina en Cristo va a dar frutos, va a cambiar la vida y a realizar una buena obra.

«Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. Pero alguno dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras». Santiago 2:17-18 

Aquí Santiago aclara que no se refiere a que la justificación es por fe más obras, sino que más bien habla de cuando alguien está justificado por fe realmente, va a producir buenas obras, buenos frutos en su vida. Si afirmas ser un fiel seguidor de Cristo, pero no produces buenos frutos, buenas obras en tu vida; entonces hay bastante probabilidad de que no tengas una fe real y genuina en Cristo.

«Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley». Gálatas 5:22-23 

Ahora tenemos el caso del Apóstol Pablo quien dice lo mismo en su libro de Gálatas, y de una vez en Efesios, donde seguido de decirnos que somos salvos por fe y no por obras, el Apóstol nos informa que Dios nos creó para realizar buenas obras.

¿Qué es el fruto del Espíritu? Aspectos de un buen Cristiano

«Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas». Efesios 2:10

Entonces tenemos que tanto Pablo como Santiago anhelan una vida cambiada en cada verdadero Cristiano. Si tienes una verdadera vida en Cristo, eres una nueva criatura; pues todo pasa, y como todo buen Cristiano, debería pasar para bien, entonces eres una creación nueva en Cristo. 

«¡De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas!». 2 Corintios 5:17

Santiago y Pablo están en completa armonía en cuanto a sus enseñanzas sobre la salvación. Cada uno desde su perspectiva nos lleva al mismo punto. Pablo simplemente afirma que la justificación es sólo por fe, y por su parte Santiago pone énfasis en el hecho de que la fe en Cristo produce buena obra.