Todas las cosas que María pasó fueron para cumplir la profecía, para que Jesús naciera

La biblia en Mateo dice que todas las cosas que María pasó, tuvieron que pasar así para que la profecía se cumpliera; ella tuvo que quedar embarazada en ese momento preciso, aún siendo virgen, para que Jesús naciera, porque así ya estaba escrito por Dios todopoderoso.

A esta hermosa historia reflexiva nos lleva esta mañana el Pastor Joel Osteen, para recordarnos con bases bíblicas que todo lo que pasa en tu vida forma parte de tu historia,  parte de lo que Dios ya había escrito hace mucho tiempo sobre ti; debes comprender que por más «injusto» quizás que te parezcan algunas cosas, todas ellas debían suceder, así cómo Jesús tuvo que nacer en un pesebre y luego ser rechazado, traicionado hasta el día de su sacrificio.

Dios tiene un plan perfecto, único y especial para ti, aunque muchas veces no queramos aceptar nuestro destino, aunque a veces creamos que no lo merecemos; Jesús no «merecía» pasar lo que pasó, pero obedeció a su padre y cumplió con su propósito, demostrando así su amor inmenso hacia ti, hacia todos nosotros perdonando nuestros pecados en la cruz.