Tres formas de proteger la presencia de Dios en nuestras vidas

La presencia de Dios es lo más valioso que tenemos en la vida, si tenemos a Jesús lo tenemos todo; sin embargo muchas veces consciente e inconscientemente permitimos que algunas amenazas entren en nuestra vida y debemos entender que hay obras que el enemigo hace para intentarnos desviar y robar nuestra devoción a Dios.

Hoy te presentamos 3 formas de proteger la presencia de Dios en nuestras vidas:

1) Cuidar lo que vemos

Los ojos son la puerta al corazón y todo lo que permitamos que atraviese en ellos tendrá un efecto positivo o negativo en nuestras vidas, en nuestra relación con Dios; lo que vemos alimenta nuestro espíritu o fortalece nuestra carne. [Mateo 6:22]

2) Cuidar lo que hablamos

Nuestras palabras son el producto de lo que habita en nuestro corazón y las conversaciones tienen el efecto de exterminar o incrementar la presencia de Dios en nosotros; debemos tener cuidado con lo que decimos pues podemos agradar y ofender a Dios. [1 Corintios 15:33]

3) Cuidar lo que oímos 

La fe viene por el oír y el oír por la palabra de Dios, la música que oímos, las conversaciones, podcast, entre otros, es un canal por el cual aprendemos cosas de otros, y bien pueden ser buenas o malas; y por ende tienen un efecto rotundo en nuestra relación con Dios. [Romanos 10:17]