Tu errores del pasado son para aprender, no para repetirlos, Dios te ayudará a corregirlos

A lo largo de nuestras vidas cometemos muchos errores, además a veces no han sido nuestros sino que tenemos que cargar con errores de nuestros padres o personas pasadas; pero hoy Dios te dice: ¡No repitas los errores del pasado!, tienes la oportunidad de hacer algo nuevo, diferente y cambiar tu vida.

Muchas veces los errores con los que cargamos son de las generaciones pasadas, pero Dios puede ayudarte a que rompas con estas cadenas y rehagas una vida más plena; una vida sin ataduras al pasado, una vida llena de Jesús, pues él puede transformar lo malo y lo doloroso en algo bueno y especial para ti.

No sigas cargando con tus errores, mucho menos con los errores de los demás, entrégale esas cargas hoy al Señor y pídele que te guie en este proceso de cambio; el te ayudará a ser mejor y conseguir la prosperidad que necesitas.