Tus heridas Dios las ha permitido porque tienen un propósito, confía en su plan perfecto

Es difícil creer que Dios quiere que pasemos por momentos duros, difíciles, tristes, dolorosos, creemos que esto es imposible que suceda, pero no es así; aunque suene increíble, no hay dolor que llegue a tu vida sin que este sea parte del propósito que Dios tiene para ti, para tu vida, para tu misión en la tierra.

“Pero yo te he levantado para este mismo propósito, para mostrar mi poder y para que mi nombre sea anunciado en toda la tierra” (Éxodo 9:16)

Así que si hoy estás pasando por un momento difícil, doloroso, recuerda que es por una razón, una razón que solo Dios conoce y que debes aceptar con la mejor actitud posible; no es nada fácil, somos humanos y nos quebramos, pero pase lo que pase nunca pierdas la fe en tu Dios, confía en su voluntad y en sus planes porque son perfectos.

Comparte este mensaje con quien creas que necesita leer este poderoso mensaje que nos recuerda que nuestros planes son insignificantes al lado de los de Dios; comparte con quien necesite escuchar que eso que está pasando un día se acabará y vendrá algo maravilloso a su vida, mantente firme en tu fe, que Dios te bendiga.