¿Tuviste un mal día? Dios te muestra su misericordia incluso en las adversidades

¿Cuantos de nosotros estamos viendo la alegría en el viaje? Vemos el tráfico, el estrés, pero seguramente no vemos las bendiciones pequeñas que Dios nos regala; en esta reflexión el Pastor Joel Osteen nos hace comprender que muchas veces ignoramos las cosas bonitas que hay en nuestro día a día por enfocarnos en «lo negativo», por prestar más atención a un mal día que el resto de cosas buenas que hay en él.

El viaje de la vida está lleno de cosas hermosas que Dios nos regala, pues incluso llegar a tu trabajo a tiempo, poder comprar en el supermercado sin hacer fila y que te de más tiempo de volver a casa; encontrar el puesto perfecto en el estacionamiento, el sol radiante en el día de playa, la lluvia en días calurosos, y mucho más, si observaramos, nos diéramos cuenta que esas pequeñas cosas pueden mejorar un mal día.

Por eso, hoy a través de este bonito mensaje te invitamos a reflexionar sobre tu día a día ¿estás viendo las pequeñas bendiciones de tu vida?; ¡hazlo! Aprende a ver la belleza que hay en cada cosa porque si bien todos tenemos días malos, incluso en ellos hay pequeñas cosas que pueden cambiarlo todo, si le prestas atención.