Un corazón sano siempre tendrá facilidad de perdonar a los que le ofenden

La palabra del Señor siempre nos ha hablado acerca del perdón, y de hecho el perdón, es una de las prácticas que más nos enseña Jesús y el mayor ejemplo es el perdón que él nos da a diario; todos los seres humanos somos pecadores por naturaleza y cometemos miles de errores, errores que nuestro padre celestial está dispuesto a perdonar gracias a su infinito amor y misericordia.

Pero, entre nosotros mismos, a veces no somos tan dados para perdonar, sin embargo la palabra del Señor dice que un corazón sano, siempre perdonará a quien le ofende; pues así lo ha enseñado Jesús y así quiere que actuemos, lo más parecido a él, y mientras tengamos paz y pureza en nuestros corazones, el perdón se da con facilidad; ya que simplemente es entregar todo a Dios y dejarlo en sus manos para que sea él quien interceda y te libere de esa carga.

En este día te invitamos a dejar tu corazón en manos del Señor y pedirle que te libere de esos rencores acumulados, entregáselos hoy y perdona a todo el que te ofendió; deja que Dios limpie tu corazón y lo llene de su paz, para que esté purificado por su misericordia y el perdón sea parte de tu vida. AMÉN.