Un día mirarás atrás y dirás: tenía que pasar, todo tuvo que salir mal para cumplir el propósito de Dios

Puede que hayan cosas en tu vida que hayan salido mal, que te hayan hecho daño, y que efectivamente sentiste que «no era justo», pero todo eso forma parte del propósito de Dios; eso tenía que pasar en tu vida para formarte en quien eres hoy, «tenía que suceder, tenían que decirte que no, tenían que traicionarte», nos dice el Pastor Joel Osteen.

Así como Judas traicionó a Jesús, así como sus hermanos tuvieron que abandonarlo, así cómo vino la tormenta, todo eso tuvo que salir mal para que pudieras llegar al lugar correcto; a través de esta hermosa reflexión, el Pastor nos abre el camino al entendimiento para comprender que todo lo «negativo» que ha pasado en tu vida tiene una razón, la vida no es perfecta pero los planes del Señor sí lo son; y en su momento, comprenderás el por qué de tantas cosas.

Por eso, hoy no te afanes por lo que un día te hirió, porque te decepcionaron, porque un negocio te salió mal o porque una relación amorosa no resultó; eso tuvo que pasarte y es el camino para el resto de cosas buenas que conforman el propósito de Dios que te pasarán más adelante; «No es un desvío divino, es la mano de Dios reordenando tus pasos».