¿Verdaderamente existe el Infierno? Un lugar nada deseado

La mayoría de las personas aman la idea de ir al cielo, y a la vez odian la idea de ir al infierno. Casi todas cree en el cielo; pero otos pocos creen en el infierno. Sin embargo, la Biblia explica claramente que el infierno es tan real como el cielo. La Biblia nos enseña con claridad que el infierno es verdadero y es un sitio a donde son enviados las malas personas e incrédulos cuando mueren. Al mismo sitio donde fue enviado Satanás.

«Porque si Dios no perdonó a los ángeles cuando pecaron, sino que los arrojó al infierno y los entregó a fosos de tinieblas, reservados para juicio;». 2 Pedro 2:4

El infierno no es simplemente un sitio donde acaban las personas como Hitler, va mucho más allá. La Biblia nos dice que todos somos dignos de ir al infierno, esto; porque todos hemos pecado contra Dios. Así mismo nuestro Padre Celestial ha declarado que la muerte es el justo castigo por ese pecado. Dios aborrece el pecado, entonces el pecado es en contra de Él, y sabemos que el Señor es un Dios infinito y eterno, entonces el pecado contra un ser eterno es digno del castigo eterno. Tampoco la paga por el pecado es suficiente con la muerte física, entonces, el pago también debe ser infinito y eterno.

El Infierno

Ese castigo eterno; el infierno, es un lugar nada deseado  para cualquier persona, es un sitio terrible donde las condiciones son descritas en la Biblia como torturas y tormentos aplicados por los siglos de los siglos. La misma Biblia nos describe el infierno como un «fuego eterno» inextinguible, de vergüenza y desprecio eterno, un lugar donde el humo de ese tormento abrazado por el fuego se eleva eternamente. El Apóstol Pablo dice en Apocalipsis como Jesús le dijo que es el infierno; un «lago de azufre ardiente» donde los malvados son «atormentados día y noche por los siglos de los siglos». A la vez, el mismo Jesús nos indica que el castigo en el infierno es tan eterno como la vida en el cielo.

6 terribles consecuencias de caer en Pecado

Sinceramente todos vivimos eternamente, la diferencia es el sitio donde la pasaremos. Los justos y obedientes de Dios, los que le fueron perdonados sus pecados en la cruz por justicia de Cristo, disfrutarán de las bondades eternas que nuestro Padre Celestial tiene guardado para cada quien en el Cielo. Y por otro lado están los impios, quienes estarán eternamente dominados por la furia de Dios en el infierno como castigo. Ellos reconocerán que son dignos de estar en el infierno y que ese castigo de Dios es justo porque son ellos los únicos culpables.

«Porque el nombre del SEÑOR proclamaré.
Engrandeced a nuestro Dios. Él es la Roca, cuya obra es perfecta, porque todos sus caminos son rectitud; Dios de verdad, y sin ninguna iniquidad en él; Es justo y recto. La corrupción no es suya; de sus hijos es la mancha. Generación torcida y perversa». Deuteronomio 32:3-5

Entonces tenemos que el infierno sí existe, de verdad es un sitio real, un sitio donde el tormento y la tortura es el proceso para castigar a los pecadores durante la eternidad, y la única vía de escape es llegar hasta la cruz donde podemos obtener el perdón por el pecado. Reflexionen sobre el infierno, es real y un sitio terrible, y lo eterno es bastante tiempo.